25 voces contra la deforestación: finalista del Children’s Climate Prize

Por: Dejusticianoviembre 20, 2018

El premio, que fue entregado este 20 de noviembre en Estocolmo (Suecia), busca resaltar iniciativas mundiales de liderazgo juvenil enfocadas a enfrentar el Cambio Climático. El galardón lo recibió el peruano José Quisocala, de 13 años. Los 25 niños, niñas y jóvenes colombianos fueron uno de los cinco finalistas.

Cambio climático, medio ambiente
En Estocolmo, Ariadna, Pablo y Gabriela compartieron con José Quisocala, el ganador del concurso, y pudieron conocer varias experiencias de activismo joven que se vienen realizando en todo el planeta relacionadas a la protección del medio ambiente. | Gabriela Eslava

La noticia de que 25 niñas, niños y jóvenes hicieron historia en América Latina al demandar al Estado Colombiano para que protegiera la Amazonía, llegó a Estocolmo.

Los accionantes fueron nominados al premio Children’s Climate Prize, que se entregará en la noche de este 20 de noviembre, en Suecia, y que se le otorga anualmente a un niño o un grupo de niños que han asumido un liderazgo extraordinario para enfrentar el desafío del cambio climático en el mundo.

Estos jóvenes ambientalistas presentaron una tutela ante el tribunal constitucional colombiano, para responsabilizar al gobierno por no detener la deforestación en la Amazonía colombiana.

Desde Colombia Ariadna Haydar Chams (13 años), Pablo Cavanzo Piñeros (14 años) y Gabriela Eslava Bejarano (26 años) viajaron al evento de premiación en representación de los 25 accionantes de la Primera Tutela de Cambio Climático y Generaciones Futuras que se realizó en América Latina. Los niños y jóvenes colombianos, con su proyecto  “25 Voices against Deforestation”, fueron uno de los cinco finalistas del concurso.

En enero de 2018, con el apoyo de Dejusticia, estos jóvenes ambientalistas presentaron una tutela (orden constitucional de protección) ante el tribunal constitucional colombiano, para responsabilizar al gobierno por no detener la deforestación en la Amazonía colombiana. Aunque la deforestación es uno de los mayores impulsores del cambio climático en Colombia y el gobierno se comprometió anteriormente a reducir la deforestación a cero neto para 2020, las tasas reales de deforestación han aumentado.

Por ejemplo, la deforestación aumentó en un 44% entre 2016 y 2017. Dado que la deforestación en Colombia se concentra en la selva amazónica y es la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero que amenazan el derecho a la vida de las personas y un ambiente saludable, los niños presentaron una demanda contra el gobierno colombiano para obligarlo a detener la destrucción del Amazonas y proteger los derechos de las generaciones futuras.

La Corte Suprema de Justicia de Colombia le dió la razón a los niños y reconoció a la Amazonia como una entidad sujeta a derechos, con derecho a protección, conservación, mantenimiento y restauración. La Corte Suprema también ordenó al gobierno colombiano presentar un plan de acción a corto, mediano y largo plazo para combatir la deforestación en la región amazónica y crear, junto con los accionantes y las comunidades afectadas, un Pacto Intergeneracional por la Vida de Amazonas Colombiano.

Desde que la Corte Suprema emitió su decisión el 5 de abril de 2018, los niños se reunieron con comunidades y pueblos indígenas en cinco ciudades diferentes del Amazonas para compartir ideas sobre cómo proteger la selva amazónica y crear juntos el Pacto.

Antes de que el ex presidente colombiano Juan Manuel Santos terminara su mandato, emitió una directiva que ordenaba a las agencias gubernamentales implementar la decisión del tribunal en este caso.

En Estocolmo, Ariadna, Pablo y Gabriela compartieron con José Quisocala, el ganador del concurso, y pudieron conocer varias experiencias de activismo joven que se vienen realizando en todo el planeta relacionadas a la protección del medio ambiente.

José, de 13 años, creó en Arequipa (Perú) el “Primer Banco Cooperativo para los niños, las niñas, los jóvenes y las mujeres” una propuesta de educación financiera que busca promover el ahorro y el emprendimiento y que utiliza residuos sólidos como moneda, para realizar “operaciones financieras”.

– –

Conoce más de la iniciativa de José y de los demás finalistas en: https://ccprize.org/

 

Powered by swapps