Acceso al derecho a la salud en las regiones apartadas de Colombia continúa siendo alarmante

Por: Dejusticiadiciembre 12, 2018

Indígenas, afros y campesinos que viven en zonas apartadas siguen teniendo serias dificultades de prevención, acceso a tratamiento y a medicamentos. Este fue uno de los hallazgos que presentamos a la Corte Constitucional, en seguimiento a la sentencia T-760 de 2008.

Guajira, Chocó, Vichada
Consideramos que son al menos cuatro los motivos por los que no se garantiza la cobertura en salud actualmente. | Santiago Ardila

Este 11 de diciembre respondimos a las preguntas planteadas por la Corte Constitucional en la audiencia pública de seguimiento a la implementación de las órdenes de la sentencia T-760 de 2008. En esta se compilaron múltiples casos y la Corte Constitucional determinó que el derecho a la salud es un derecho fundamental.

Desde Dejusticia hemos analizado en distintas ocasiones el derecho a la salud, particularmente en los departamentos de La Guajira, Chocó y Vaupés. Con base en el trabajo en estos departamentos y los datos más actualizados en materia de salud, respondimos a cuatro interrogantes que nos planteó la Corte para analizar la garantía del derecho a la salud en el territorio colombiano.

En primer lugar, analizamos cuáles son los componentes esenciales que debe atender el Estado para garantizar una cobertura universal sostenible en salud. Le presentamos a la Corte el estado actual del sistema en materia de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad.

Frente al componente de disponibilidad presentamos las disparidades dentro de Colombia, particularmente en el número de camas y médicos disponibles en los hospitales. Respecto a la accesibilidad, mostramos las dificultades a las que se enfrentan los pueblos indígenas y afros para poder llegar a los centros de salud y cómo esto resulta no ser sostenible para el sistema. En cuanto a la aceptabilidad, manifestamos la necesidad de analizar los canales existentes para denunciar los malos tratos en centros de salud. Finalmente, en materia de calidad, mostramos la necesidad de hacer análisis más allá de los datos disponibles, pues estos pueden estar sesgados al mostrar solo la información de los pacientes que pueden llegar a un hospital.

En segundo lugar, analizamos  los problemas y necesidades en materia de acceso a los servicios de salud de quienes habitan en zonas geográficamente dispersas, atendiendo de igual manera el enfoque étnico diferencial. A partir del trabajo realizado en terreno y la investigación de Dejusticia sobre el Vaupés, mostramos las barreras geográficas de quienes viven en zonas alejadas y cómo estas dificultan la prevención, el tratamiento y el acceso a medicamentos de las comunidades. Además, presentamos el panorama de desnutrición al que se enfrentan particularmente los pueblos indígenas y la relación de este con los problemas de salud. Por último, mostramos la necesidad de tener información de mejor calidad sobre quienes habitan en estas zonas, para poder estudiar mejor la situación en materia de salud de los mismos. Con base en las necesidades particulares de los pueblos indígenas, manifestamos la necesidad de tener un enfoque étnico diferencial, en el que se aborden tres lineamientos estratégicos: armonización jurídica, armonización conceptual y armonización práctica.

En tercer lugar, compartimos las conclusiones de la visita del grupo de investigadores de Dejusticia al departamento de La Guajira en cuanto al acceso a los servicios de salud. Son al menos cuatro los problemas y necesidades de los pueblos indígenas en esta materia: consumo de agua insalubre y desnutrición, falta de acceso a centros y puestos de salud, falta de acceso a medicamentos y visitas médicas insuficientes con alta variabilidad de aseguradoras en salud.

En cuarto lugar, manifestamos nuestra consideración frente a si se garantiza la cobertura en salud a los habitantes del territorio nacional. Expresamos que si bien Colombia ha alcanzado una cobertura alta en salud, gracias al indicador de “afiliación”, existe una brecha entre estar afiliado al sistema y poder acceder al mismo. Consideramos que son al menos cuatro los motivos por los que no se garantiza la cobertura en salud actualmente. Primero, por el acceso físico al que se enfrentan las comunidades alejadas de cabeceras municipales. Segundo, por las ambulancias insuficientes, en mal funcionamiento o sin respuesta, que no llegan a las comunidades cuando son necesitadas. Tercero, por el limitado acceso a medicamentos, explicado por la dificultad de llegar a farmacias o centros de salud. Cuarto, por la no garantía de acceso a agua potable, que repercute directamente en salud.

Powered by swapps