Skip to content

Desde Dejusticia hemos seguido de cerca los desarrollos de los componentes del Acuerdo sobre el problema a las drogas ilícitas (punto 4) y los derechos de las víctimas (punto 5). | EFE

7 años de la firma del Acuerdo de Paz: ¿en qué va la implementación?

Este aniversario es una oportunidad para reflexionar sobre el estado de su implementación y los desafíos que enfrenta Colombia.

Por: DejusticiaNoviembre 24, 2023

Este 24 de noviembre de 2023 se cumplen siete años desde que la imagen de Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño dándose la mano en el Teatro Colón llenó las portadas de medios nacionales e internacionales. Ese gesto simbolizaba, por fin, la firma del Acuerdo final de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla más antigua del continente, al tiempo que marcaba el inicio de una implementación llena de retos.

Este aniversario es una oportunidad para reflexionar sobre el estado de su implementación y los desafíos que enfrenta Colombia que inciden en su éxito. A pesar de los avances, hay algunos temas que ponen en duda la sostenibilidad de lo acordado y que deberían ser llamados para adquirir compromisos urgentes con aspectos centrales del Acuerdo, como la transformación territorial y la garantía de los derechos de las víctimas.


Lee también: La paz cinco años después


Desde Dejusticia hemos seguido de cerca los desarrollos de los componentes del Acuerdo sobre el problema a las drogas ilícitas (punto 4) y los derechos de las víctimas (punto 5). También, hemos participado en el seguimiento a la implementación del enfoque de género como parte de la coalición Género en la Paz (GPAZ)  A continuación les compartimos nuestro diagnóstico en forma de un semáforo, en el que verde significan avances; amarillo, estancamientos o retrasos, y rojo, retrocesos y nuevos obstáculos.

Derechos de las víctimas:


El reconocimiento de la centralidad de los derechos de las víctimas como un pilar de la construcción de paz se ha consolidado. Hoy es impensable cualquier proceso de negociación sin dar respuesta a cómo garantizar los derechos de las víctimas de las violaciones masivas de los derechos humanos.

Aunque hay avances muy importantes en la Jurisdicción Especial para la Paz en términos de esclarecimiento y reconocimiento de responsabilidad, hoy no hay ninguna sanción y poca claridad con los componentes restaurativos de las sanciones.

En los tres gobiernos que han pasado desde la firma del Acuerdo, no se ha abordado el problema de la sostenibilidad del programa de reparación a las víctimas, y tampoco se han hecho los ajustes necesarios para armonizar la Ley de Víctimas de 2011 con el escenario posterior al Acuerdo de Paz.

Reforma rural integral

Se aprobó la modificación constitucional para reconocer los derechos del campesinado. Se impulsó la constitución de ZRC y se reconocieron otras formas de territorialidad campesina.

Se aprobó la reforma constitucional que creó la Jurisdicción Agraria. Sin embargo, hay un sinsabor por la ausencia de un órgano de cierre con capacidad de unificar jurisprudencia. Actualmente se discuten en el Congreso de la República dos proyectos de ley que reglamentarán el funcionamiento de esta jurisdicción.

La crisis de seguridad es un obstáculo para el ejercicio de los derechos campesinos. Tanto el avance de los PDET como los Planes Sectoriales de la Reforma Agraria no han logrado transformar las  condiciones de vida de los campesinos y campesinas mediante la provisión de bienes y servicios públicos en los territorios rurales. Las metas de acceso a tierras y de formalización siguen rezagadas.

Solución al problema de las drogas ilícitas

El Plan Nacional de Desarrollo y la nueva política nacional de drogas incluyen el Acuerdo de Paz y el Punto 4 como la referencia para los programas de transformación territorial.

Existen casos en la Corte Constitucional que podrían afectar la manera en la que la Dirección de Cultivos Ilícitos implementa la reconversión productiva que estableció el artículo 9 del PND.

La seguridad en los territorios donde se cultiva hoja de coca ha empeorado desde el 2017. Además, hay una crisis económica relacionada con la estabilidad de los precios de la coca.

 

Enfoque de género

GPAZ le hace seguimiento a 109 medidas con enfoque de género en el Acuerdo y en su último informe encontró que:

  • Solamente 2 han sido implementadas completamente 
  • 37 están implementadas parcialmente
  • 6 existen, pero no se han implementado 
  • 20 aún no existen, lo que quiere decir que no está creado el mecanismo para su implementación 
  • Y de 44 de esas medidas no hay información 

En el gobierno Duque hubo una desaceleración de la implementación, por eso es importante que para cumplir con las medidas de género el gobierno actual impulse especialmente las instancias creadas por el Acuerdo para prevenir los riesgos de violencias basadas en género contra las mujeres y a las niñas y a las personas LGTBIQ+. 

 

 

 

 

 

 

Powered by swapps
Scroll To Top