La Selección Femenina de Fútbol realizó una rueda de prensa en la que sus jugadoras expresaron las precarias condiciones laborales a las que se enfrentan. | EFE

Apoyamos a la Selección Femenina de Fútbol y rechazamos la discriminación que afrontan las jugadoras colombianas

Un grupo de organizaciones respaldamos las peticiones de estas deportistas para mejorar sus condiciones laborales, nos oponemos al cierre de la Liga Femenina y proponemos conformar una comisión de seguimiento que garantice condiciones justas para las futbolistas en Colombia.

En días pasados han salido a la luz declaraciones de las jugadoras de la Selección Femenina de Fútbol sobre las precarias condiciones laborales a las que se enfrentan.

Varias de ellas han denunciado que la Federación Colombiana de Fútbol no les otorga los implementos deportivos necesarios para desarrollar sus actividades, deben pagar sus propios tiquetes, no cuentan con viáticos suficientes y los salarios que reciben las obligan a buscar actividades paralelas para garantizar su sostenimiento.

Además de todo esto, están diariamente expuestas a violencia y acoso, como lo muestran las acusaciones de jugadoras de la Selección Sub-17.

Ante las declaraciones de las jugadoras, la Federación Colombiana de Fútbol tomó la decisión de acabar con la selección femenina de mayores. Asimismo, el pasado 6 de marzo la División Aficionada de Fútbol Colombiano (Difutbol) anunció que la Liga Femenina será reemplazada por un Campeonato Femenino Aficionado.

Los actos de estas autoridades funcionan como mecanismos de silenciamiento ante las denuncias de las jugadoras y envían el mensaje de que la promoción del fútbol femenino no es una prioridad, a pesar de los múltiples logros internacionales de la selección.

 

Lea también la columna: En tierra de hombres

 

El 7 de marzo, después de las declaraciones de Difutbol y la Federación Colombiana de Fútbol, la selección femenina realizó una rueda de prensa en la que sus jugadoras expresaron las principales inconformidades y exigencias. Sus solicitudes versaron sobre los siguientes puntos:

 

• Revertir la decisión de cerrar la Liga Femenina.

• Mejorar las condiciones laborales de las jugadoras. Otorgarles salario y prestaciones sociales que les permitan concentrarse en su actividad en la Liga Femenina.

• Mejorar la preparación física, técnica y táctica para los torneos nacionales e internacionales.

• Garantizar la continuidad periódica de las concentraciones (en ocasiones las jugadoras han pasado hasta 400 días sin ser llamadas a concentración).

• Garantizar el pago de viáticos y tiquetes por parte de la Federación Colombiana de Fútbol.

• Garantizar seguro médico en caso de lesiones, accidentes o contingencias deportivas.

• Suministrar indumentaria deportiva de calidad (los uniformes que muchas han recibido son usados y tienen talla de hombre).

 

La Red Nacional de Mujeres, Sisma, Profamilia, Humanas, La Casa de la Mujer, Colombia Diversa, El Centro de Derechos sexuales y Reproductivos, Sentiido, Dejusticia y Católicas por el Derecho a Decidir respaldamos las peticiones y exigencias de las jugadoras de la Selección Femenina de Fútbol. Por esa razón, rechazamos el cierre de la Liga Femenina, así como las deficientes condiciones laborales y de patrocinio que les brinda la Federación Colombiana de Fútbol.

Hacemos un llamado a las instituciones encargadas de velar por la equidad y la no discriminación en el deporte para que intervengan a favor de las jugadoras y garanticen condiciones justas para el fútbol femenino en Colombia.

Reconocemos, por ejemplo, los esfuerzos de la FIFA por abordar y solucionar las problemáticas de discriminación que se presentan en el fútbol. Por esa razón, le solicitamos a esta institución continuar con el seguimiento que ha realizado a la situación del fútbol femenino en el país y la impulsamos a tomar las medidas necesarias para proteger a las jugadoras.

De igual forma, le reiteramos a la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, la importancia de la selección femenina para el desarrollo del deporte en Colombia y le solicitamos el mayor respaldo a las solicitudes de las jugadoras.

Finalmente, proponemos conformar una comisión de seguimiento, integrada por jugadoras de fútbol colombianas, organizaciones de la sociedad civil e instituciones del Estado. Esta comisión deberá funcionar como una coalición encargada de monitorear las acciones desplegadas por las autoridades deportivas, con el fin de que sean las más garantistas y dignas para las jugadoras.

Atentamente,

 

Powered by swapps