Skip to content

Alemania Patentes

Al bloquear el acceso a las innovaciones de investigación de las vacunas, un bien público mundial se transforma en propiedad privada. Por eso consideramos que Alemania debe evitar alinearse con la narrativa defendida por las compañías farmacéuticas globales. | María Camila Prieto

Carta a Angela Merkel: Pedimos a Alemania que apoye la liberación de patentes

Alemania juega un papel importante dentro de la Unión Europea y la OMC y es imprescindible que apoye la exención de la protección de la propiedad intelectual para las vacunas. La falta de apoyo no solo prolonga la pandemia en los países en desarrollo, sino que también viola sus obligaciones internacionales extraterritoriales de derechos humanos.

Por: DejusticiaJune 5, 2021

La pandemia ha puesto a los países del Sur Global en el fin de la cola de acceso a vacunas y tecnologías contra la Covid-19. Las organizaciones de derechos humanos hemos sido enfáticas en que necesitamos que el conocimiento circule libremente y que se active toda la capacidad de producción existente en todos los países. Por eso escribimos una carta dirigida a la canciller alemana, Angela Merkel, a la luz de la próxima reunión ordinaria de la OMC sobre los derechos de propiedad intelectual de los tratamientos contra el Covid-19, programada el 8 y 9 de junio de 2021.

Alemania juega un papel importante dentro de la Unión Europea y la OMC y es imprescindible que apoye la exención de la protección de la propiedad intelectual para las vacunas. La falta de apoyo no solo prolonga la pandemia en los países en desarrollo, sino que también viola sus obligaciones internacionales extraterritoriales de derechos humanos. 

La crisis no terminará si cada país se centra únicamente en proteger a su propia población. La inversión pública en el desarrollo de productos y tecnologías de salud para la Covid-19 requiere que sean calificados como bienes públicos globales y disponibles universalmente como un asunto de derechos humanos. Las barreras actuales de propiedad intelectual —incluidos los secretos comerciales— obstaculizan el logro de este objetivo. 

Los Estados tienen la obligación de garantizar “el más alto nivel posible de salud”. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU ha pedido a los Estados que promuevan flexibilizar las políticas de propiedad intelectual para permitir el acceso universal a los avances científicos relacionados con la Covid-19, como diagnósticos, medicamentos y vacunas.  La exención es un paso fundamental para cumplir con estas obligaciones.


Relacionado:

Las preguntas que siguen pendientes sobre los contratos de las vacunas


Al bloquear el acceso a las innovaciones de investigación de las vacunas, un bien público mundial se transforma en propiedad privada. Por eso consideramos que Alemania debe evitar alinearse con la narrativa defendida por las compañías farmacéuticas globales.

Solicitamos respetuosamente a la canciller:

1. Apoyar incondicionalmente la exención de los ADPIC en la OMC, como proponen India, Sudáfrica y otras naciones.

2. Pedir a otros estados miembros de la Unión Europea y otras naciones que voten a favor de la exención en un plazo determinado.

3. Insistir en un mecanismo de negociación transparente que asegure el acceso equitativo a los tratamientos contra la COVID-19 en los países en vías de desarrollo.

De interés: Alemania / COVID - 19 / Coronavirus / Vacunas

Powered by swapps
Scroll To Top