Odebrecht, Néstor Humberto Martínez, Fiscalía

En Colombia, un fiscal que representó los intereses de una de las partes y tuvo y tiene información sobre hechos delictivos relacionados, es el mayor obstáculo para una investigación limpia, integral e independiente. | Mauricio Dueñas, EFE

Vivian Newman Pont

Está claro que no se trata de ilícitos individuales, aislados o esporádicos, sino que hay múltiples procesos de infiltración, captura y cooptación de diversas instituciones públicas y privadas, con estructuras tanto criminales como legales.

Vivian Newman Pont

Está claro que no se trata de ilícitos individuales, aislados o esporádicos, sino que hay múltiples procesos de infiltración, captura y cooptación de diversas instituciones públicas y privadas, con estructuras tanto criminales como legales.

Cada día que pasa, crecen y se agravan los hechos asociados a Odebrecht, lo que vuelve más imperiosa y necesaria la renuncia definitiva del fiscal general Néstor Humberto Martínez.

A principios de este mes, consideré necesaria la separación temporal del cargo del fiscal general. Acepté que todavía había posibilidades para la figura del fiscal ad hoc de suerte que un tercero, ajeno e imparcial, adelantara las líneas investigativas relacionadas con Odebrecht en las que el fiscal tenía y tiene impedimentos. Hoy creo que esto no es posible. Fue obvia la ausencia de voluntad política para presentar una terna totalmente independiente, se fue perfilando la fragilidad e insuficiencia de la figura del fiscal ad hoc y, peor aún, surgieron nuevos hechos que representan demasiada casualidad y demasiados cuestionamientos en la corrupción sistémica de Odebrecht, que vuelven indispensable la separación total del cargo de Martínez.

 

Le puede interesar: “Necesitamos una separación temporal del fiscal del cargo”: Vivian Newman

 

Odebrecht es el símbolo de la corrupción sistémica en Colombia y en la región. De los estudios que ha hecho Luis Jorge Garay en Brasil y en Colombia, está claro que no se trata de ilícitos individuales, aislados o esporádicos, sino que hay múltiples procesos de infiltración, captura y cooptación de diversas instituciones públicas y privadas, con estructuras tanto criminales como legales. En el caso de Lava-jato en Brasil, fue necesario que los procuradores independientes, que representan a la sociedad, levantaran desde el 2015 la manta con la que se tapaban todos los intereses políticos y económicos: miembros de todos los partidos y movimientos políticos, ingenieros de grandes empresas constructoras, notarios, cambistas, banqueros y abogados. En Colombia, un fiscal que representó los intereses de una de las partes y tuvo y tiene información sobre hechos delictivos relacionados, es el mayor obstáculo para una investigación limpia, integral e independiente.

Ya son muy extrañas las muertes de los Pizano para que a ellas se encime la renuncia del respetable Carlos Valdés, director del Instituto de Medicina Legal, por un error que no cambiaba los resultados de la investigación. Si esta renuncia no se acompaña de la renuncia de Martínez Neira, quedaría el nombramiento del reemplazo de Valdés en manos del cuestionado fiscal. Así que a la desconfianza sobre el trabajo de la Fiscalía, la sociedad le sumaría la pérdida de la credibilidad al soporte científico y técnico de ciencias forenses y medicina legal que brinda este instituto a la administración de justicia.

Lo más reciente es la muerte de Rafael Merchán, exdirector de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia. Hasta el momento en que escribo esta columna no hay suficiente información sobre las razones por las cuales encontraron su cuerpo sin vida en su apartamento. Los medios mencionan que un juez lo había citado como testigo del exdirector de la ANI, procesado en las investigaciones de corrupción en la Ruta del Sol II, pero también reseñan que según algunos familiares no es una muerte ligada a Odebrecht. Sin embargo, la duda y la casualidad obligan a recusar al fiscal de la investigación sobre esta muerte. ¿Cuántas muertes e investigaciones más deberán ser separadas del fiscal antes de su renuncia definitiva?

Nota: En mayo de este año recibí una invitación de Merchán y de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario para escribir un texto para el libro ¿Cómo enfrentar la corrupción?, que el exsecretario de Transparencia de la Presidencia estaba preparando junto con editorial Planeta. Ojalá que este libro salga adelante en homenaje a las luchas que el propio Rafael Merchán lideró en vida.

De interés: Colombia / Fiscalía / Odebrecht

Powered by swapps