Con mural en el centro de Bogotá, organizaciones piden cambiarle enfoque a la política de drogas

Por: Dejusticiajunio 26, 2018

Para celebrar el Día de Acción Global, las organizaciones Dejusticia, Elementa, Temblores, Cpat, Acción Técnica Social y OCCDI se unieron en la realización de este mural diseñado por el colectivo ArtNómada en la carrera 13 con calle 17, para pedir una política de drogas enfocada en los derechos humanos.

Apoye no castigue
Con la elaboración de este mural de nombre “Desgarre Territorial”, las organizaciones han querido hacer un llamado a no seguir ignorando los daños provocados por la guerra contra las drogas. | Archivo

El Día de Acción Global tiene lugar el 26 de junio, para resignificar el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas de las Naciones Unidas, que históricamente ha sido usado en el mundo para celebrar las detenciones e incautaciones de drogas registradas en distintos países y en general para festejar la lucha contra las drogas y la criminalización de las personas acusadas por delitos relacionados.

Desde el 2013, con la campaña de “Apoye. No castigue” miles de personas que creen en una política de drogas diferente han querido conmemorar este día celebrando distintas acciones para promover el fin de la “guerra contra las drogas”.

En realidad, y tal como admiten las propias Naciones Unidas, la “guerra contra las drogas” no ha conseguido reducir el consumo y en cambio ha generado numerosas consecuencias negativas, como el aumento de muertes por sobredosis y el brote de infecciones de VIH y hepatitis C, así como el incremento del estigma hacia los usuarios de drogas y las vulneraciones graves a los derechos humanos que esto conlleva.

Con la elaboración de este mural de nombre “Desgarre territorial”, las organizaciones han querido hacer un llamado a no seguir ignorando los daños provocados por la guerra contra las drogas.

“Es hora de dejar atrás los prejuicios dañinos y de dar prioridad a la salud y los derechos humanos por encima de las respuestas basadas en el castigo y el encarcelamiento de las personas”, aseguran las organizaciones.

Desde el 2017 han sido asesinados más de 38 líderes y lideresas promotores de la sustitución de cultivos. Han muerto más de 67 erradicadores y más de 440 personas han resultado heridas en operaciones antinarcóticos. Y a pesar de que el desde el año 2000 se han usado más de 15 millones de litros de glifosato y se han erradicado manualmente más de 86 mil hectáreas de coca, la lucha contra el narcotráfico no termina.

Por eso “es hora de ofrecer apoyo a las poblaciones que cultivan coca, marihuana o amapola, a las personas que usan drogas y a otras personas que han cometido delitos de drogas no violentos”, afirma la investigadora de Dejusticia Isabel Pereira.

Con este mural las organizaciones abogan por una política de drogas más inteligente que permita atacar a quienes realmente se lucran del microtráfico y no a quienes se involucran en los márgenes del negocio debido a condiciones de pobreza o vulnerabilidad.

Es necesario promover políticas de drogas basadas en los derechos humanos y en la salud pública, y el mural “Desgarre territorial” es un recordatorio de esto.

 

Powered by swapps