Skip to content

Cartagena Coronavirus

Priorizar la ejecución presupuestal para ampliar la red hospitalaria, dotar de insumos al personal médico y entregar subsidios alimentarios o de sostenibilidad para sectores vulnerables. | Ricardo Maldonado, EFE

Covid en Cartagena: retos y recomendaciones en la gestión de la pandemia

En este documento de la serie Del Miedo a la Acción analizamos la gestión de la pandemia por parte de la Alcaldía de Cartagena y ofrecemos recomendaciones sobre transparencia y gobernanza.

Por: DejusticiaSeptember 15, 2020

El primer caso de Covid-19 en Cartagena se reportó el 8 de marzo de 2020, pero la poca capacidad que evidenció la ciudad para responder a esta crisis tiene sus orígenes en una histórica inestabilidad política y en un Estado local débil. 

En la entrega número 11 de la serie de documentos Del miedo a la acción analizamos la respuesta de la Alcaldía de Cartagena a la pandemia entre marzo y julio en tres aspectos: la ejecución de recursos, la transparencia y el derecho a la salud. Además, ofrecemos algunas recomendaciones para fortalecer la gestión pública y la gobernanza del Estado local en medio de la emergencia. 

 

Los retos

En materia de gestión de la crisis, encontramos una planeación inadecuada que se refleja principalmente en posibles errores de contratación. La compra de 10 mil pruebas rápidas que nunca se entregaron o la sobre ejecución del presupuesto destinado para asistencia alimentaria son algunos de los hallazgos que la organización Funcicar ha presentado sobre este tema. 

Por su parte, la Contraloría encontró un contrato ejecutado con el presupuesto de la pandemia a pesar de no tener relación con esta; también alertó sobre contratos destinados a campañas de sensibilización, un gasto que pudo evitarse pues el Gobierno nacional le ordena a los medios que esta difusión se haga de manera gratuita.

En términos de gobierno propio y transparencia, vimos algunas incongruencias en datos como el número de camas entre las cifras de la Alcaldía y el Ministerio de Salud. Otra falla en este aspecto es que dos alcaldías locales no reportaron a la Contraloría varias contrataciones de ayudas humanitarias, por lo que esta entidad les abrió un proceso sancionatorio. 

A estas fallas en la gestión por parte de la Alcaldía actual se suma una herencia de corrupción que dejó a Cartagena con una infraestructura hospitalaria precaria para atender la crisis. Un ejemplo de esto son los 17 puestos de salud que contrató la administración de Dionisio Vélez en 2014 y que quedaron en la incertidumbre, unos elefantes blancos producto de uno de los mayores préstamos que ha hecho la ciudad en sus últimos años. 

 

Recomendaciones

Estas son las recomendaciones que proponemos para mejorar la gestión y fortalecer el Estado local frente a la pandemia por Covid- 19.

-Crear una comisión interdisciplinaria asesora de alta calidad y credibilidad técnica regional, para que con base en la evidencia científica oriente al gobierno local en la coordinación de medidas sanitarias, económicas y sociales que mitiguen los contagios y las muertes producidas por la COVID-19. 

Priorizar la ejecución presupuestal para ampliar la red hospitalaria, dotar de insumos al personal médico y entregar subsidios alimentarios o de sostenibilidad para sectores vulnerables.

-Implementar un sistema de rendición de cuentas que garantice a la ciudadanía información periódica, actualizada, clara, sencilla y veraz sobre la situación de emergencia y las acciones desarrolladas para atenderla, donde se especifique la inversión realizada. 

-Diseñar y ejecutar entre todas las dependencias del gobierno local una estrategia pedagógica social orientada a la educación comunitaria para la gestión del riesgo y a la generación de una cultura ciudadana del cuidado. Para ello sugerimos convocar a organizaciones sociales que han trabajado en procesos de participación ciudadana en los barrios populares de la ciudad.

Powered by swapps
Scroll To Top