Dejusticia intervened in defense of the non-discrimination of immigrants due to ideological reasons

Dejusticia intervened before the Constitutional Court in the process of revision of the immigration and foreigners law of 1920, which considers communist and anarchist people as a danger to the stability of the public powers.

Currently in Colombia, decree 1067 of 2015 establishes a series of causes that generate the inadmissibility or rejection of entry of foreigners in the national territory. These causes include, for example, not presenting a visa when required, having a record of transnational crimes, lacking resources to guarantee subsistence, among others. Although it is a relatively recent norm, an article of law 48 of 1920, the immigration and foreigners law, still exists in Colombia and establishes the inadmissibility to the national territory of foreigners whose ideology is anarchist or communist.

 

 

En la época en la que fue promulgada dicha ley, antes de la Constitución de 1991, las ideologías comunista y anarquista eran consideradas, por algunos sectores de la sociedad, como un peligro para la estabilidad de los poderes públicos. En ese sentido, la promulgación de leyes que limitaran los derechos de quienes tuvieran esa ideología fue una realidad durante las primeras décadas del siglo XX.
Aunque en la práctica hoy en día no se restrinja el ingreso de extranjeros en Colombia en función de su ideología, la ley que lo permitiría continúa vigente y es abiertamente contraria al principio de igualdad contenido en la Constitución Política.

Por esta razón, Dejusticia intervinó ante la Corte Constitucional en el proceso de revisión de la ley de inmigración y extranjería de 1920. En la intervención apoyamos los cargos de los demandantes quienes defendieron que tal prohibición vulnera por lo menos dos derechos: primero, el derecho a la dignidad humana, como garantía de todo el sistema de derechos y deberes y segundo, el derecho a la igualdad, que establece que nadie será discriminado por razón de su opinión política o filosófica. También defendimos que de no reconocerse la inconstitucionalidad de la prohibición de ingreso de anarquistas y comunistas, se vulneraría la libertad de expresión y pensamiento de los extranjeros que tengan esa ideología, y por lo tanto se afectaría la garantía del pluralismo político en la construcción y consolidación de un Estado democrático.

Por último, presentamos brevemente los pronunciamientos de la Corte Constitucional sobre los derechos de los extranjeros y argumentamos que la prohibición de ingreso a anarquistas y comunistas vulneraría el derecho a la libre circulación de los extranjeros.


Download files here

Powered by swapps