Mambo enlaza

El programa  incluyó un mes de mentorías en formulación de proyectos realizadas por Innpactia, el desarrollo de talleres de fortalecimiento institucional y la invitación a participar en el evento público que se realizará este miércoles 2 de octubre, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá | Cortesía

Este miércoles 2 de octubre en el Mambo: Enlaces de colaboración para Venezuela

Quince organizaciones venezolanas de artistas, abogados, periodistas, educadores y activistas llegarán a Bogotá para participar de Enlaza Venezuela, un evento que busca conectar sus causas con posibles aliados internacionales.

Desde Caracas, Maracaibo, Ciudad Bolívar, Mérida y Maiquetía, en Venezuela llegarán esta semana a Bogotá 30 activistas, periodistas y abogados que fueron seleccionados para hacer parte de Enlaza Venezuela, una plataforma de colaboración —liderada por el Centro de Estudios en Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia)— que busca generar vínculos entre ellos y agencias de cooperación, fundaciones, empresas y otros agentes de cambio interesados en impulsar su trabajo.

En agosto pasado, luego de revisar más de 60 aplicaciones recibidas, un comité, conformado por Athena – Social Lab, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), la Fundación para el debido proceso (DPLF), la agencia San Francisco y Dejusticia, eligió a 15 organizaciones venezolanas con proyectos innovadores de transformación social, para comenzar con ellas un programa de formación y fortalecimiento de capacidades y la búsqueda de posibles aliados internacionales.

El programa  incluyó un mes de mentorías en formulación de proyectos realizadas por Innpactia, el desarrollo de talleres de fortalecimiento institucional y la invitación a participar en el evento público que se realizará este miércoles 2 de octubre, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, donde las organizaciones tendrán la oportunidad de conocer e interactuar con posible colaboradores de sus proyectos.

Vivian Newman Pont, la experta en transparencia, anticorrupción y derecho a la intimidad y  quien acaba de asumir la dirección de Dejusticia, explica porqué es importante para Colombia motivar estos lazos de solidaridad:

 

¿Qué impulsó a Dejusticia a realizar este programa?

Ningún colombiano puede ser ciego a la crisis económica, política, social y humanitaria que está viviendo Venezuela, menos una organización como Dejusticia. Hemos desarrollado un juicioso trabajo de documentación y prevención de la apatridia y la xenofobia, así como de promoción de los derechos a la salud, educación y empleo de personas migrantes y refugiadas en el país. Pero esto no es suficiente. Queremos aportar más allá de la frontera para que la sociedad civil venezolana cuente con herramientas que la fortalezcan y le permitan hacer más efectivo su trabajo. Además, apoyar la transición democrática y pacífica de Venezuela es un imperativo para nosotros.

 

¿En qué condiciones está el movimiento de derechos humanos en Venezuela?

Defender los derechos humanos en un país gobernado por un régimen dictatorial siempre será una tarea difícil. Rafael Uzcátegui, director de Provea, una admirable organización venezolana con la que trabajamos, explica cómo el 60% de las organizaciones de la sociedad civil de hace 20 años ya no existen y las que subsisten lo hacen en condiciones muy precarias y con grandes esfuerzos cotidianos que podrían ser aliviados en alguna forma mediante el acceso a la cooperación internacional. Las 65 organizaciones que aplicaron a Enlaza fueron una ventana para entender cómo la crisis política y económica del país está afectado fuertemente al movimiento de derechos humanos venezolano.

 

¿Qué tipo de organizaciones fueron seleccionadas para esta primera versión de Enlaza Venezuela?

Son 15 organizaciones trabajan de forma incansable en Caracas, Maracaibo, Mérida, Ciudad Bolívar y Maiquetía, para transformar la realidad de su país y que están demostrando ser parte de un movimiento vivo, dinámico y en constante evolución. Ellas han sido capaces de reinventar el papel de los medios de comunicación y del cine en su propio contexto, y además lideran innovadores proyectos de educación, cultura, litigio e incidencia que movilizan a miles de personas en Venezuela.

 

¿Por qué es importante promover vínculos de colaboración como estos, que quizás antes no se habían explorado?

Porque no podemos ser indiferentes frente al sufrimiento venezolano. Crear un vínculo es el primer paso para responder a su situación. Desde mi trabajo en Dejusticia he visto como relaciones espontáneas de colaboración se han convertido en vínculos únicos de hermandad, colegaje y articulación que han contribuido a restablecer el tejido social, con permanencia fuerte en el tiempo. Somos grandes amigos de Provea, CIVILIS, la Universidad Católica Andrés Bello y Foro Penal, con quienes comenzamos a acercarnos a Venezuela y luego nos lanzamos a abrir espacios de formación para defensores y periodistas venezolanos. Estas alianzas también han permitido visibilizar a nivel regional e internacional algunas problemáticas que ocurren en Venezuela.

 

Uno de los propósitos de Enlaza es que los proyectos de estas organizaciones sean impulsados, por diferentes actores, pero ¿a qué tipo de colaboradores esperan?

A cualquier persona que esté interesada en aportar y atender directa o indirectamente las necesidades que las organizaciones han detectado y que promueven los derechos humanos en ese país: personas independientes, investigadores sociales, universidades, empresas, fundaciones, organizaciones sociales, filántropos o agencias de cooperación.

 

Y las colaboraciones, ¿pueden ser algo distinto a dinero? 

Claro que sí. Se puede contribuir de diferentes maneras pues las necesidades de las organizaciones son variadas: asesorías pro-bono, dotaciones de equipos técnicos como una cámara de video para una iniciativa de periodistas, tiquetes o viáticos de viajes, el tiempo de trabajo de un profesional, la financiación de uno de los proyectos. En general, cualquier recurso que sirva para atender lo que ha sido identificado como una necesidad por las propias organizaciones.

 

Si alguien que lea este artículo quiere sumarse como colaborador, ¿cómo puede hacerlo?

Escribiéndonos a [email protected] o, si están en Bogotá, inscribiéndose al evento que realizaremos este 2 de octubre en el Museo de Arte Moderno (Mambo), en el que tendremos una exposición fotográfica, charlas y muestras culturales que nos mostrarán los diferentes caminos de colaboración que existen para fortalecer a estas organizaciones venezolanas. La solidaridad, que será el foco del evento, es uno de los valores que más le entregan sentido a nuestra condición humana, y que además no conoce fronteras. Hoy queremos darle una mano a estas organizaciones venezolanas, pero sabemos que en este mundo inestable, que compartimos, mañana podrá ser cualquiera de nosotros.

 

Estas son las organizaciones seleccionadas 

 

Nombre: Labo Ciudadano

Ciudad: Caracas

Promueven la resistencia no violenta y los derechos humanos a través de campañas, protestas sociales, piezas comunicativas y dispositivos pedagógicos que utilizan un lenguaje sencillo y directo. Labo Ciudadano busca fortalecer la capacidad ciudadana de movilizarse y organizarse de manera autónoma.


Nombre: Acción Ciudadana contra el Sida (ACCSI) y Caleidoscopio Humano

Ciudad: Caracas

ACCSI desarrolla estrategias para la protección y defensa de los derechos de las personas con VIH/SIDA, mientras que Caleidoscopio Humano es una iniciativa de solidaridad para visibilizar los abusos y violaciones de derechos humanos de las poblaciones vulnerables, sensibilizando, educando y proporcionando atención primaria. A la alianza entre estas dos organizaciones le interesaría investigar y visibilizar lo que ocurre con las víctimas transexuales de trata de personas en las zonas fronterizas.


Nombre: La Vida de Nos

Ciudad: Ciudad Bolívar, Bolívar

A través del periodismo narrativo documentan y revelan las realidades de quienes han sufrido violaciones de derechos humanos en Venezuela con el objetivo de crear un espacio de reconocimiento entre la ciudadanía y así generar incidencia social. La Vida de Nos quisiera fortalecer su operación como medio de comunicación a través de un proceso de membresías que lo haga sostenible.


Nombre: Asociación de Mujeres por el Bienestar y Asistencia Recíproca – AMBAR

Ciudad: Caracas

Trabaja en el desarrollo de destrezas laborales a corto plazo de mujeres, niñas y adolescentes víctimas de abuso y explotación sexual con el objetivo de facilitar el regreso a sus  hogares y al sistema educativo formal. Ambar quisiera realizar una campaña de comunicaciones en Venezuela para prevenir la trata de personas.


Nombre: Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes

Ciudad: Mérida, Mérida

Documentan violaciones a los derechos humanos en la región andina venezolana y representan jurídicamente a algunas de las víctimas. Realizan talleres, cursos y otros programas de formación ligados al tema. El Observatorio busca ampliar su cobertura y llevar su diplomado en Derechos Humanos “Madiba” a periodistas, operadores de justicia, estudiantes, activistas y líderes comunitarios de más regiones en el Estado de Mérida.


Nombre: Mulier

Ciudad: Maracaibo, Zulia

Su enfoque es educar e informar sobre la igualdad de género y la garantía de los derechos de las mujeres a partir de la visibilización de la realidad de las niñas, adolescentes y mujeres en Venezuela. Mulier quisiera impulsar la realización de encuentros regionales y de un mapeo de organizaciones que sirvan para consolidar una red de apoyo feminista.


Nombre: Asociación Civil Más Ciudadanos

Ciudad: Maiquetía,Vargas

Realizan programas de formación en liderazgo con jóvenes de escuelas privadas y públicas a quienes les ayuda en la construcción de su proyecto de vida, para cuando salgan del colegio. Con su proyecto Politeia buscan impulsar la formación de activistas emergentes, ayudándoles a planear y ejecutar proyectos sociales que impacten su entorno.


Nombre: El Bus TV

Ciudad: Caracas

Ante la crisis que enfrentan los medios de comunicación en Venezuela, El Bus TV promueve el acceso a la información a través de la transmisión de noticias en vivo que se difunden en buses de Caracas. En dos años han llegado a más de 100.000 personas que tienen poco o ningún acceso a medios independientes o a internet. El Bus TV quisiera ampliar su cobertura para llegar a más rincones de Venezuela, pero también sueña con llevar sus contenidos a una plataforma web que se actualice a diario.


Nombre: Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez)

Ciudad: Maracaibo, Zulia

Documentan, promueven y defienden los derechos humanos en el estado Zulia y litigan a favor de las víctimas de tortura, ejecuciones extrajudiciales, violaciones del  derecho a la salud, y detenciones arbitrarias, entre otros. Codhez busca el fortalecer el trabajo de la Red de Derechos Humanos del Estado Zulia (Redhez).


Nombre: Free Convict

Ciudad: Caracas

Promueven la música como instrumento de reinserción social de personas que fueron privadas de la libertad. A través de talleres, conciertos y programas de formación trabajan con jóvenes que estuvieron detenidos en la antigua prisión de La Carolina, en Río Guaire, explorado su potencial como agentes de cambio. A Free Convict le interesaría encontrar aliados que permitan la llegada de psicólogos y abogados a sus programas, así como la construcción de un plan de sostenibilidad para la organización.


Nombre: Escuela de Ciudadanos

Ciudad: Caracas

Defienden el derecho a la libertad de expresión a través de la formación de ciudadanos y activistas. Coordinan una red de corresponsales que produce contenidos informativos transmitidos durante las 24 horas del día por medio de 78 programas. Con su proyecto Radiocomunidad.com pretenden fortalecer esta plataforma informativa a través de la adquisición de mejores equipos técnicos y el fortalecimiento de la red de corresponsales.


Nombre: Proyecto Mujeres

Ciudad: Maracaibo, Zulia

A través de charlas, clubes de lectura y muestras artísticas y murales promueven los derechos sexuales y reproductivos, el empoderamiento femenino, la higiene menstrual, y la prevención de la violencia de género desde una perspectiva feminista y transversal de derechos humanos. Con su proyecto Niñas Visibles quieren hacer llegar al menos 400 kits menstruales en escuelas y propiciar conversaciones acerca de la menstruación para desmitificarla.

Powered by swapps