Skip to content

El 16 de mayo, el Tribunal de Cundinamarca ordenó a la UNGRD y MinSalud entregarnos las cláusulas de confidencialidad de los contratos de las vacunas anticovid. |

Ganó la transparencia: el Gobierno debe entregar las cláusulas de confidencialidad de los contratos de las vacunas

Así lo ordenó un fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Aunque el plazo ya se venció, el Gobierno no ha cumplido.

Por: June 17, 2022

El pasado 16 de mayo, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca dejó en firme la sentencia que ordenó entregar a Dejusticia y Transparencia por Colombia las cláusulas de confidencialidad de los contratos entre el Gobierno Nacional y las farmacéuticas para la compra de vacunas contra el Covid-19.

Este es el resultado de una solicitud de información que presentamos ambas organizaciones en abril de 2021 ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y el Ministerio de Salud. En ella argumentamos que el Gobierno debía entregarnos la información en cumplimiento de la Ley de Transparencia que exige, por regla general, que toda la información en poder del Estado es pública.

Pero, ¿por qué era importante conocer las cláusulas? Porque así la ciudadanía podría conocer la extensión de la reserva, es decir, qué tanto de los contratos entre el Gobierno y las farmacéuticas era realmente confidencial. Recordemos que, cada vez que desde la sociedad civil intentamos solicitar información sobre este tema -como el valor de las vacunas, las limitaciones a la responsabilidad, las fechas de entrega o las entidades involucradas- el Gobierno alegó la reserva establecida en las cláusulas. Las farmacéuticas le ganaron el partido a los Estados e impusieron, a nivel mundial, el secreto y la opacidad para mejorar sus posibilidades de hacer negocios.

A pesar de que la UNGRD y el MinSalud presentaron varios recursos judiciales para negarse a entregar la información, a finales de 2021 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca nos dio la razón y en mayo de 2022 ratificó su  decisión. Este es un triunfo para la transparencia en Colombia, pues ayudará a limitar el abuso de la potestad que tiene el Estado de reservar información por medio de cláusulas generales de confidencialidad. Recordemos que, según la Ley, la transparencia es la regla y la reserva la excepción.

En su fallo, el Tribunal le dio tres días a la Unidad para entregar las cláusulas, plazo que se venció el 7 de junio sin que el Gobierno haya cumplido. Desde Dejusticia y Transparencia por Colombia insistimos en que la UNGRD y el MinSalud están obligados a cumplir este fallo. Así se lo manifestamos al director de la Unidad en una carta enviada el 13 de junio. Al Gobierno no le quedan más recursos para seguir dilatando nuestro derecho de acceder a información pública. 


Relacionado:

El secreto de las farmacéuticas

 

Powered by swapps
Scroll To Top