Dejusticia-WHITE-with-transparent-background

Gol de Yoreli Rincón

Nina Chaparro González
noviembre 5, 2014

Publicado en: Semana.com

A meses de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015 no sabemos si los medios la transmitirán por televisión.

 

El mes pasado, en el minuto 61 James con un pase maravilloso habilitó a Benzema y este en una definición perfecta metió el tercer tanto que aseguró el triunfo del Real Madrid frente al Barcelona. En el mismo minuto Yoreli Rincón en una jugada impecable de pelota quieta dejó en el arco uno de los goles que aseguraron el invicto de la Selección Colombia Femenina en la Copa América y su clasificación a la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015. A estos goles solo los separó el visceral grito colombiano del gol.

Efectivamente el gol de Yoreli no lo cantamos. Aunque la capitana del equipo lideró por Twitter la campaña “La Copa América se ve por televisión”, y cientos de seguidores nos unimos a esta petición, ningún medio nacional transmitió los partidos. ¿Existe una razón, más allá del arraigado machismo que recorre los campos de juego, para que los partidos de fútbol de la Selección Colombia Femenina no se transmitan por la tele?

Supongamos que una explicación fuera que el nivel de esta Selección es tan bajo que los valiosos 90 minutos de ocio frente a la pantalla chica podríamos gastarlos mejor viendo “enlatados” o novelas.

Pero no parece un argumento justificado. La primera selección femenina se creó a finales de los 90s y como le puede pasar a cualquier novato recibimos en el primer mundial sudamericano en Mar del Plata una goleada de 12-1 contra Brasil. Pero repuntamos más rápido que pronto y en el 2003 obtuvimos un tercer lugar en el Sudamericano detrás de Argentina y Brasil. En el 2008 ganamos el Sudamericano Sub-17 de Chile que nos abrió la puerta al mundial de Nueva Zelanda. En el 2010 clasificamos al mundial de Alemania donde obtuvimos un memorable cuarto lugar luego de un apretado juego contra Nigeria que terminó eliminándonos con un 1-0 pero que nos mandó directo a la Copa Mundial de Alemania 2011. Con tan solo 20 años de debut hemos participado en más de dos mundiales y obtenido un cuarto puesto.

Pasado el test de talento alguien podría no estar de acuerdo y decir que los canales de televisión no pasan los partidos por una razón económica: nadie los ve y en consecuencia el rating no pasa la línea. Pero este argumento es engañoso pues una sociedad guía sus intereses, valores, gustos, consumos, preferencias, etc., mayoritariamente por los medios de comunicación, especialmente por la televisión. Los canales creen que a ellos los rige la demanda pero en realidad lo que hay es un círculo en donde los televidentes “prefieren” lo que los medios les ponen.

Si los canales empezaran a cambiar la representación de los roles femeninos y masculinos seguramente habría más apoyo al fútbol femenino. Por ejemplo, un estudio del Centro de Investigación de Política Económica de Londres reveló que en Brasil, el índice de natalidad descendió considerablemente debido al éxito que tuvieron sus novelas donde el contenido alentaba a las mujeres a no tener hijos. Allí se cuestionaba el rol de la mujer como madre.

En conclusión, la respuesta es no. El desinterés es inmenso y reproduce la desigualdad que hay entre hombres y mujeres. No solo en la transmisión de los partidos sino también en la creación de una liga nacional de fútbol femenino profesional como la “Postobón” donde las jugadoras puedan foguearse antes de los mundiales. Por fortuna la mayoría están en clubes internacionales y a eso les debemos parte de los triunfos.

Entonces, a meses del mundial y no hay noticias sobre su transmisión. No sabemos si los canales públicos y privados darán un toque por la igualdad o en una gambeta terminarán metiéndole un gol a la Selección.

Powered by swapps