Habitantes de Paujil, en el departamento de Caquetá, graban 'El sancocho del glifosato'. | Dejusticia

Hicimos radioteatro para dialogar sobre glifosato en Caquetá

Con el fin de aclarar las precisiones de la Corte Constitucional acerca de la reanudación de las fumigaciones aéreas con este herbicida, construimos ‘El sancocho del glifosato’ junto a periodistas y campesinos del municipio de Paujil.

Por: Dejusticiaenero 23, 2020

El 18 de julio del 2019, la Corte Constitucional expidió el auto 387 en el que precisaba algunas de las disposiciones que ya había manifestado en la sentencia T236 del 2017 sobre la aspersión aérea con glifosato en Colombia.

El Alto Tribunal reiteró que para que el Gobierno reanude esta actividad es necesario cumplir a cabalidad con las órdenes de la Sentencia del 2017, entre las que está que exista una evaluación de la evidencia “objetiva y concluyente” que demuestre la ausencia de daño a la salud y al medio ambiente de la aspersión aérea con glifosato.

Sobre lo anterior, la Corte puntualizó que demostrar esta ausencia de daño “no equivale a demostrar […] que existe certeza absoluta e incuestionable sobre la ausencia de daño y tampoco equivale a establecer que la ausencia de daño es absoluta o que la actividad no plantea ningún riesgo en absoluto”.

Así mismo, la Corte manifestó que el órgano encargado de aprobar la eventual reanudación de la aspersión es el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE), a través de una ponderación de toda la evidencia técnica y científica que se ha introducido en el proceso, y que su decisión se deberá tomar teniendo en cuenta el punto IV del acuerdo final de paz, el acto legislativo 002 de 2017 y el decreto 896 de 2017, por medio del cual se creó el Plan Nacional Integral de Sustitución (PNIS).

Ambos cuerpos legislativos, en consonancia con lo pactado del Acuerdo Final, exigen que la aspersión aérea con glifosato sea la última herramienta, que solo puede ser usada cuando todas las demás han fallado para la erradicación de cultivos, particularmente la sustitución voluntaria.

Pese a que de ninguna manera el auto 387 dio vía libre al Gobierno para retomar las aspersiones aéreas, en algunos territorios la noticia se interpretó erróneamente y se difundió la idea de que pronto volverían las avionetas a fumigar.

El poder de la radio comunitaria

Con el objetivo de dar claridad sobre lo expresado por la Corte y detener la expansión de noticias falsas en lugares donde la experiencia con la aspersión aérea de glifosato ha sido nefasta, desde Dejusticia nos unimos con la emisora comunitaria Paujil Stéreo, del municipio de Paujil (Caquetá), para crear, junto a periodistas y campesinos, un dramatizado que diera claridad sobre las últimas noticias relacionadas con las fumigaciones, advertir sobre las evidencias conocidas del impacto a la salud y al medio ambiente de esta actividad y evidenciar el impacto de la misma sobre los tejidos comunitarios de este departamento del sur del país.

En colectivo, llamamos a esta Pieza ‘El sancocho del glifosato’, y en ella un grupo de campesinos conversan, alrededor de la preparación de un sancocho, sobre qué ha pasado con las fumigaciones aéreas en su territorio, qué tan posible es que se reanuden, qué dice la Corte Constitucional al respecto y por qué los cultivadores prefieren acogerse a los programas de erradicación manual y sustitución voluntaria de los cultivos.

‘El sancocho del glifosato’ evidencia el poder de la comunicación comunitaria para llegar, con historias y mensajes que promuevan la claridad informativa, a comunidades de base en las regiones de Colombia.

*Escuche ‘El sancocho del glifosato’ en la parte inferior de esta nota 

 

Powered by swapps