Dejusticia-WHITE-with-transparent-background

Intervención del Director de Dejusticia ante Corte Interamericana como experto en caso sobre esclavitud moderna en Brasil


febrero 17, 2016

El 18 de febrero César Rodríguez Garavito, director de Dejusticia, intervendrá como perito en el primer caso que debate el trabajo forzado en las Américas, a propósito de denuncia sobre trabajo esclavo en Brasil 

 

Este jueves, en la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en San José de Costa Rica, se llevará a cabo la primera audiencia sobre trabajo forzado en el sistema interamericano. Designado por la Corte por petición de la Comisión Interamericana, César Rodríguez Garavito intervendrá en la audiencia como experto en derecho de los derechos humanos para discutir los estándares internacionales aplicables al caso. 

El caso Trabajadores de Hacienda Brasil Verde contra Brasil fue presentado a la Comisión Interamericana por la Comisión Pastoral de la Tierra y CEJIL. Los denunciantes alegaron que el estado brasilero fue negligente al investigar acusaciones de trabajo esclavo generalizado y desaparición de dos trabajadores de la Hacienda Brasil Verde.

La Comisión Interamericana declaró que esta situación es atribuible internacionalmente al Estado de Brasil, pues este habría tenido conocimiento de la existencia de estas prácticas en general y específicamente en la Fazenda Brasil Verde desde al menos 1989. No obstante lo anterior, según la Comisión, el estado no adoptó medidas razonables de prevención y respuesta, ni garantizó a las víctimas un mecanismo judicial efectivo para la protección de sus derechos, la sanción de los responsables y la obtención de una reparación. 

La Comisión también concluyó que el Estado de Brasil es responsable internacionalmente por la desaparición de los dos adolescentes, argumentando que sus desapariciones fueron denunciadas ante autoridades estatales desde diciembre de 1988 sin que se adoptaran medidas efectivas para dar con su paradero. 

Por su lado, el Estado de Brasil considera que la petición es inadmisible teniendo en cuenta, según su versión, las autoridades estatales realizaron las investigaciones correspondientes en relación a las denuncias de trabajo forzado y que para el presente caso no se han agotado los recursos internos. 

Ante la falta de acuerdo entre los denunciantes y el Estado, la Comisión decidió llevar el caso para juicio ante la Corte. Este jueves 18 de febrero tendrá lugar la audiencia pública del caso, que llevará al primer pronunciamiento de la Corte sobre trabajo forzado y formas modernas de esclavitud.  

 

Según César Rodríguez Garavito, “el caso es fundamental para darles visibilidad pública y solidez jurídica a las discusiones sobre formas modernas de esclavitud en las Américas, desde el trabajo forzado al que se ven sometidos migrantes en varios países hasta tráfico sexual, pasando por trabajo forzado y servidumbre por deudas. Es una oportunidad para que la Corte, la Comisión, los gobiernos y la sociedad civil en la región reflexionen e incorporen los avances jurídicos internacionales, como los estándares de la ONU, la Organización Internacional del Trabajo y las decisiones de otras cortes internacionales.” 

Cifras relacionadas

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso: 11,4 millones de mujeres y niñas y 9,5 millones de hombres y niños. Del total, 19 millones de víctimas son explotadas por individuos y empresas privadas. Según la OIT esta práctica genera ganancias anuales ilegales de casi 150.000 millones de dólares al año para la empresa privada y entre los sectores más beneficiados se encuentran el trabajo doméstico, la manufactura, la construcción y el entretenimiento.

La OIT estimó que para el 2008 en Brasil había casi 40.000 trabajadores esclavos. Los Estados de donde en su mayoría provienen las personas que luego serán sometidas a prácticas de trabajo esclavo son Maranhão, Piauí y Tocantins. Mientras que los estados de Pará (48%), Mato Grosso (15%), Maranhão (8%) y Tocantins (7%) son los principales receptores (UN Mission to Brazil, 2010). El Ministerio del Trabajo señala que los principales sectores que recurren a trabajo esclavo son: ganadería (38%), agricultura a gran escala (25%), deforestación y silvicultura (14%) y explotación del carbón (3%). 

Foto: Online Bancario 

Para más información
Carolina Mila
Prensa Dejusticia
321 3614663

Powered by swapps