Dejusticia-WHITE-with-transparent-background

Intervenir sistema de salud, le pide el Procurador a la Corte Constitucional en un duro informe

Dejusticia
agosto 21, 2008

Publicado en: El Tiempo

Por considerar que en el país se viola, de manera reiterada, el derecho a la salud de los colombianos, Edgardo Maya recomienda imponer una ‘declaratoria de emergencia’.

 

Por considerar que en el país se viola, de manera reiterada, el derecho a la salud de los colombianos, Edgardo Maya recomienda imponer una ‘declaratoria de emergencia’.

Las violaciones han dado origen a innumerables quejas y a la desproporcionada utilización de la acción de tutela, por lo que la Procuraduría General decidió sugerirle a la Corte Constitucional que declare el estado de cosas inconstitucional en materia de salud.

Este estado es una figura jurídica que ya utilizó la Corte en el tema de los desplazados y que podría compararse con una especie de ‘conmoción interior’ para que la acción política del Estado se concentre en restablecer estos derechos vulnerados en un plazo fijo.

De acuerdo con el Ministerio Público, este mecanismo le permitiría al alto tribunal exigir y verificar, de manera sistemática y ordenada, “el cumplimiento efectivo y oportuno de las obligaciones que el Estado y los particulares que prestan ese servicio público, tienen con la sociedad”, aseguró el Edgardo Maya.

Esta recomendación aparece contenida en el estudio ‘El derecho a la salud en perspectiva de derechos humanos’, fruto del análisis que del sistema de salud hicieron el ente de control, el Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad y la Agencia Catalana para la Cooperación y el Desarrollo, durante 15 meses.

“El sistema de salud colombiano está soportado sobre estructuras económicas y no sobre un marco de derechos, lo que lo convierte en inequitativo y excluyente”, dijo Patricia Linares, procuradora delegada para la prevención en materia de derechos humanos.

La funcionaria explicó que el sistema adoptado por el país, a partir de la Ley 100 de 1993, ha registrado logros, como un aumento considerable del gasto público en el sector y mejoras importantes en términos de aseguramiento y atención de los más pobres.

El estudio señala que “no obstante esos avances, que fueron significativos en los primeros años de desarrollo de la norma, han tendido a estancarse, por lo cual subsisten problemas muy serios de inequidad, universalidad y calidad del servicio de salud”.

El Ministerio Público no solo critica el hecho de que no se haya alcanzado la cobertura universal, sino la enorme desigualdad que implica la existencia de planes obligatorios de salud (POS), sujetos a la capacidad de pago de los usuarios; en otras palabras, los de menores ingresos tienen acceso a menores beneficios, “lo cual parece contrario al principio de no discriminación que debe gobernar las políticas sociales”.

Señala, además, que al sistema lo mueve, desde su creación, un ánimo economicista, “se trata de un modelo mecánico que busca la eficiencia económica y no la satisfacción del derecho a la salud”.

El informe también insiste en que el sistema no cuenta, como debería a la luz de la Constitución, con enfoques diferenciales que permitan brindarles protección a poblaciones vulnerables, como los desplazados y grupos étnicos, para los cuales la cobertura que obtienen mediante el régimen subsidiado no es suficiente.

Denuncia, además, que el sistema de inspección, vigilancia y control es fragmentado, desarticulado y disperso, lo que lleva a los usuarios a acudir a otros mecanismos. De hecho, una tercera parte de las tutelas presentadas entre 1999 y abril del 2007 buscaban la protección del derecho a la salud. La Procuraduría recomienda generar tutelas estructurales para que los jueces enfrenten mejor los problemas del sistema de salud y definir indicadores para hacer seguimiento y ordenar los sistemas de vigilancia y control.

‘Es un sistema joven, que va por buen camino’: Palacio

En respuesta a la Procuraduría, el ministro de la Protección Social, Diego Palacio, manifestó que tiene diferencias con el informe presentado. Asegura que antes de 1993 el sistema de salud colombiano era inefectivo e inequitativo; los más pobres no tenían acceso a servicios de salud y el uso de tales servicios aumentaba de manera considerable, de acuerdo con la capacidad de pago de las personas.

“Por esa razón el Congreso lo reformó, mediante la Ley 100; el nuevo sistema, basado en el aseguramiento, elimina el efecto del ingreso sobre el uso de servicios, dando cabida tanto a los que tienen como a los pobres”, dice el Ministro.

Palacio asegura que desde su inicio ha habido un aumento en el uso de todo tipo de servicios de salud, con beneficios para el núcleo familiar; además se ha registrado una mejoría en indicadores de salud pública, como vacunación y mortalidad materna e infantil.

Explica que mediante la Encuesta Nacional de Demografía y Salud, de Profamilia, se ha demostrado una marcada reducción de la inequidad gracias al incremento en la afiliación al sistema.

Destaca el aumento significativo del gasto total en salud entre los años 1993 y 2003 y la disminución del gasto de bolsillo y privado que hacen los colombianos para costear este tipo de servicios.

“En resumen, el sistema de salud colombiano muestra gradualidad hacia el cumplimiento de los objetivos de universalidad, expresado como afiliación al sistema, y aumento en la equidad y en el uso de servicios; avanza de manera sostenida al cumplimiento de las metas adoptadas por los convenios internacionales”, asegura Palacio.

Durante el Foro de Salud 2008, el Ministro defendió el modelo de aseguramiento: “A largo plazo le aporta estabilidad al sistema, permite la participación social, les da a las personas la condición de cliente fundamental de los prestadores, permite el manejo de recursos con destinación específica, provee mecanismos para identificar a los beneficiarios, mejora la eficiencia y estimula la calidad”.

Sostuvo que el modelo es descentralizado, porque el Estado también lo es, “el sistema colombiano es todavía joven y, como cualquiera otro, requiere tiempo para construir institucionalidad y para ser puesto en pleno funcionamiento”.

Los expertos en el sector salud opinan sobre el sistema en Colombia

Javier Pérez
Asociación de Sociedades Científicas

Es un esquema económico que se olvidó de los pacientes y que acabó con la autonomía de los médicos. Los indicadores que se miden son los de la rentabilidad y las utilidades.

Juan Carlos Giraldo
Asociación de Hospitales y Clínicas

Los hospitales se han ido adaptando al sistema, pero si este sigue basándose en un modelo de asistencia y no de promoción y prevención, la situación va a ser insostenible.

Juan Manuel Díaz
Presidente de Acemi

Los problemas financieros por los que pasamos son fruto de la falta de reglas en el sistema, que les cargan a las EPS unas responsabilidades que no son compensadas fácilmente.

Héctor Zambrano
Secretario de Salud de Bogotá

Es urgente buscarles solución a problemas como el desorden de las bases de datos, que son las que dicen cuántos son y dónde están los afiliados al sistema.

‘Hay avances, pero se falla en…”

Aunque sin excepción, los principales actores del sistema de salud reconocen las bondades del modelo de aseguramiento, reflejadas en el aumento progresivo de afiliados y de recursos para financiar el sector, también coinciden en que hoy está en riesgo por cuenta de los problemas operativos y estructurales que lo aquejan.

Esta es una de las conclusiones del Foro de Salud 2008, celebrado el fin de semana en Paipa (Boyacá), y al que asistieron los representantes más importantes del área, encabezados por el Ministerio de la Protección Social.

Aseguradores, órganos de control, prestadores e investigadores advirtieron que, si bien hoy hay más colombianos con servicio de salud, son inocultables los vacíos en materias de calidad, equidad, oportunidad, estabilidad financiera y gobernabilidad.

Carolina Rentería, directora de Planeación Nacional, aseguró que para el 2009 habrá cobertura universal, a pesar de tener un gasto per cápita inferior al de países desarrollados. Aun así, Rentería admitió que hay fallas en inspección, vigilancia y control, así como en la seguridad jurídica del sistema.

Powered by swapps