Dejusticia-WHITE-with-transparent-background

Más cárcel, ¿más justicia?

Rodrigo Uprimny Yepes
noviembre 23, 2014

Publicado en: El Espectador

ANIF, en el editorial de su revista Carta Financiera de septiembre, plantea tácitamente la siguiente tesis: a mayor tasa de encarcelamiento (TE), que es la cantidad de presos por 100.000 habitantes, mayor es la eficiencia del sistema penal.

 

El editorial no desarrolla en detalle la tesis, pero es la conclusión que se desprende de que, al hablar de la debilidad de la justicia colombiana, remita a un gráfico que compara la situación carcelaria de tres países: Estados Unidos, al que califica de “eficiencia alta” porque tiene una TE de 503; Colombia, que sería de “eficiencia baja” pues su TE es de 170, y en la mitad Chile, que sería de “eficiencia media” por tener una TE de 304.

Estas cifras son discutibles pues varias fuentes señalan que la TE de Estados Unidos es cercana a 700 y la de Colombia a 250. Pero la tendencia presentada por ANIF es correcta: la TE de Estados Unidos es altísima, la de Colombia es mucho más baja y la de Chile está en la mitad. ¿Significa eso que Estados Unidos tiene por ello un sistema penal más eficiente?

La primera duda surge del análisis de regiones como Europa occidental, cuyos países tienen sistemas penales eficientes pero sus TE son más bajas, no sólo que Estados Unidos sino que Colombia. Por ejemplo, en Alemania o Francia la TE es inferior a 100, por lo que esos países, con los criterios de ANIF, serían menos eficientes penalmente que Colombia.

La segunda duda surge porque casi todos los analistas aceptan hoy que la TE en Estados Unidos no es eficiente sino excesiva y además discriminatoria, pues recae desproporcionadamente sobre afros y latinos. Y por eso hay esfuerzos serios por reducirla, no sólo por el sufrimiento injustificado que provoca sino también por sus enormes costos económicos. El attorney general, que es una mezcla de fiscal general y ministro de Justicia, presentó a inicios de 2013 una iniciativa (“Smart on Crime”), que busca reducir la población carcelaria, con penas más bajas y medidas alternativas para muchos crímenes no violentos.

Estos datos muestran que no existe una relación clara entre la eficiencia de un sistema penal y la TE. Supongamos dos países con la misma criminalidad. Uno de ellos castiga los crímenes más graves, como los homicidios, pero tiene una TE baja, por cuanto no impone penas muy altas ni encarcela por comportamientos poco graves, para los cuales prevé otras sanciones. El otro tiene una TE muy alta porque encarcela masivamente por delitos menores, pero no es capaz de esclarecer los crímenes más graves. ANIF concluiría contradictoriamente que el segundo país tiene un sistema penal más eficaz que el primero.

La tesis de ANIF no sólo es analíticamente errada; es políticamente riesgosa, pues sugiere que Colombia debería imitar las políticas masivas de encarcelamiento de Estados Unidos, cuando ese país está abandonando esa estrategia.

***

Felicitaciones a Colombia Diversa por sus 10 años de una lucha valiente, inteligente y eficaz por una Colombia más diversa, democrática y respetuosa de las diferencias.

Powered by swapps