Entre la bata y la toga: el rol de los Tribunales de Ética Médica en la garantía de los derechos sexuales y reproductivos

Foto: Sonny Abesamis

Desde Dejusticia nos propusimos hacer un análisis de cómo están compuestos estos tribunales, cómo deciden y cuáles son sus posibilidades y debilidades para garantizar los derechos sexuales y reproductivos.

Los Tribunales de Ética Médica (TEM) fueron creados mediante la Ley 23 de 1981 y cumplen una función crucial en el orden jurídico colombiano. Son los encargados de juzgar las faltas ético-disciplinarias de los profesionales de la salud y, de esa forma, asegurar estándares éticos para el desarrollo de la medicina. Sin embargo, la importancia de su labor contrasta con el lugar invisible que ocupan en la discusión pública. No hacen parte de ningún debate jurídico, no se han realizado estudios sobre su labor y sus decisiones no son objeto de atención ciudadana.
Desde Dejusticia decidimos indagar cuál es el rol que ha cumplido el Tribunal Nacional de Ética Médica (TNEM), el principal órgano de este entramado institucional, para garantizar los derechos sexuales y reproductivos en Colombia. Con una metodología basada en búsqueda de archivo, revisión normativa y análisis de las decisiones del TNEM, exploramos cómo decide este tribunal en casos de derechos sexuales y reproductivos, cuáles son sus potencialidades y cuáles son los obstáculos que encara. Hacemos un especial énfasis en las decisiones sobre violencia ginecobstétrica, violencia sexual e interrupción voluntaria del embarazo (IVE), pues fueron los temas más comunes en las decisiones analizadas. En sus casi cuatro décadas de funcionamiento, este tribunal ha emitido un total de 1773 providencias, de las cuales aproximadamente el 14% (258 decisiones) corresponden a casos de derechos sexuales y reproductivos.

Powered by swapps