Dejusticia-WHITE-with-transparent-background

Santos y Corzo: problemas de gasolina

Nelson Camilo Sánchez León
diciembre 9, 2011

Publicado en: La Silla Vacia

¿En que se parecen el Presidente del Congreso y el Presidente de la República?

 

¿En que se parecen el Presidente del Congreso y el Presidente de la República? En que los dos, por estos días, están cortos de gasolina. El primero, no tiene para echarle a su Chevrolet Corzo. Al segundo le falta para adelantar su agenda legislativa y política en los dos años que le quedan, para no tener que echar mano de esa reelección que supuestamente no le interesa.

En la política colombiana siempre se ha dicho que quien quiere impulsar reformas, las debe hacer dentro del primer año de su gobierno. De lo contrario, se embolatan. El dicho de escoba nueva barre bien aplica en este caso. Si un mandatario no aprovecha el Congreso o el Concejo cuando todavía es novedad y tiene popularidad, lo lamentará más adelante.

Si el ejercicio se hace con el Presidente Santos, puede decirse que se la jugó toda a cumplir con esta cábala. Por estos días, hace un año, todo el mundo les celebraba a Santos y a su Ministro de Gobierno los éxitos de su agenda legislativa: la Ley de víctimas y el Plan de desarrollo iban encarrilados, la reforma a las regalías era un hecho, y la nueva ley de seguridad ciudadana había sido apoyada por mayorías aplastantes. Mejor dicho, el Congreso era como el divino baby en navidad: pídeme lo que me quieras pedir, que nada te será negado.

Pero un año después, bajo la presidencia del Senador Corzo, la cuestión es bien distinta. Se le acabó la gasolina al carro: la Ley Lleras fue hundida sin mucha dificultad; la reforma a la justicia cambió de carrocería y ahora nadie conoce qué dice y, lo que es peor, nadie responde por ella; la reglamentación del sistema general de regalías está embolatada; el marco jurídico para la paz parece que va a pinchar como respuesta a los repugnantes actos de las Farc; etc, etc, etc.

En otros asuntos el gobierno también está orillando. Por ejemplo, a unos días de que se le acabe el plazo para reglamentar la ley de víctimas parece no estar listo. Muy tarde reaccionó el gobierno para designar a la directora de la Unidad de Víctimas. Sin alguien que respondiera políticamente por el asunto, los encargados se pusieron a dar vueltas en U y no llegaron a ningún lado. Algo similar se percibe con Colombia Humanitaria, a la cual parece que se le entró el agua al timer…

Más vale que el Gobierno rectifique el camino, pues no se puede descuidar de a mucho: abundan los que están listos para renovar las fuentes de energía. Por ejemplo, Pachito, muy ecológico, ofrece electricidad.

***

Definitivamente, anti personaje del año: el Presidente del Senado. Podrá decir que es un “ataque periodístico”, pero es que ni un acierto en todo el año….

Powered by swapps