Skip to content

|

¡Somos personaje del año!

El Espectador reconoce la lucha de las organizaciones de la sociedad civil que estuvieron detrás del impuesto a las bebidas azucaradas.

Por: DejusticiaDiciembre 12, 2023

Todos los años, los principales medios de comunicación otorgan una distinción a aquellas personas que han tenido un impacto significativo en la sociedad durante el transcurso de ese año. Las personas nombradas como personajes del año suelen influir notablemente a través de sus acciones y contribuciones en un área específica, generando un avance significativo en su campo.

Este año, El Espectador le dio una esta distinción a las organizaciones detrás del impuesto a las bebidas azucaradas, una medida de salud pública que en la última década tuvo muchos tropiezos entre proyectos de ley en el Congreso que no prosperaron y artículos que terminaron por fuera de las reformas tributarias de los gobiernos de Juan Manuel Santos e Iván Duque. Sin embargo, en el 2022, gracias al esfuerzo sostenido de la sociedad civil, el impuesto a las bebidas azucaradas fue aprobado en la reforma tributaria del gobierno de Gustavo Petro y que empezó a regir, de forma gradual, el 1 de noviembre de 2023. 

Al igual que otras medidas de salud pública, también aprobadas recientemente, como el etiquetado frontal de advertencia tipo octagonal, el impuesto busca reducir la ingesta de bebidas azucaradas, con el fin de hacerle frente a la prevalencia del sobrepeso y la obesidad, que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades no transmisibles que causan mayor mortalidad en Colombia.

El artículo que acompaña este reconocimiento por parte de El Espectador, destacó principalmente la labor de organizaciones como Fian Colombia, que trabaja por el derecho de la alimentación y nutrición adecuadas; Red Papaz y su insistencia por garantizar los derechos de las niñas y niños; el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CAJAR), que asumió la tarea de denunciar los conflictos de interés que podían tener algunos congresistas; y Dejusticia que trabajó por aclarar los criterios jurídicos y constitucionales que apoyaban las medidas con enfoque de derechos humanos.

También aplaudió el trabajo de la Red Académica por el Derecho Humano a la Alimentación y Nutrición Adecuadas, compuesta por varios profesores de diferentes áreas y universidades, entre ellas, la U. Nacional, la U. de los Andes, la U. de Antioquia y la U. Javeriana. Como parte de esa red, mencionan los aportes de Martha Yaneth Sandoval, economista e integrante de la red y Luis Fernando Gómez, médico y profesor de la Universidad Javeriana. Ambos aportaron evidencia científica relevante en los diversos debates que desató el impuesto.

Desde Dejusticia, agradecemos que los medios de comunicación reconozcan la importancia de estas medidas y cómo esto deja una huella significativa en nuestras leyes y en la protección de los derechos de los consumidores.

A propósito de esta noticia, compartimos algunos hitos y documentos importantes relacionados con el derecho a la alimentación y la salud pública.

  1. Cartilla de ambientes escolares saludable 
  2. Columna RUY, Un impuesto saludable
  3. Sin impacto comprobado, análisis de un impuesto a las bebidas azucaradas en el mercado laboral colombiano
  4. Intervención del impuesto saludable ante la Corte Constitucional 

Powered by swapps
Scroll To Top